Solo hay dos trabajadores en activo por cada pensionista en España